Otro

Golosinas de Halloween: Walmart revela su espeluznante alineación

Golosinas de Halloween: Walmart revela su espeluznante alineación



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Necrófagos y chicas, prepárense para un capricho

Cortesía de Walmart

El coronavirus ha cambiado exponencialmente nuestras vidas, hasta nuestros hábitos de cocina. Hornear pan casero se ha convertido en un pasatiempo común, y todo el mundo ha intentado convertirse en el experto en repostería que siempre ha querido ser. La pandemia también está mejorando las cosas, como las vacaciones. Con Halloween a la vuelta de la esquina, Walmart trae el amor por la repostería y las fiestas junto con el lanzamiento anticipado de su Great Value Fall Bake Center 2020.

Cambios y sustituciones de ingredientes fáciles de cocinar y hornear que todos deberían saber

A partir de septiembre, el Great Value Fall Bake Center de Walmart de 2020 estará a la venta para las familias que buscan el postre de temporada perfecto. Los dulces ofrecidos serán nuevos y abarcarán desde golosinas espeluznantes que se pueden hacer con kits de Halloween hasta mezclas de otoño que se pueden combinar con sidra de manzana y suéteres acogedores. Los compradores de Walmart pueden convertir el horneado en un evento familiar divertido con opciones como las galletas de azúcar Spooky Vortex, los brownies de Graveyard y el pan rápido de manzana y canela, todo con la ayuda de un kit de gran valor.

Los precios de la mezcla de otoño oscilan entre $ 1,67 para opciones como la mezcla de panqueques y gofres de especias de calabaza y $ 1,98 para la mezcla de pan rápido de manzana y canela y muffins. Los kits de Halloween se vuelven creativos con diseños de tarta whoopie y ojos de monstruo, entre otros, por $ 4.97.

Según un portavoz de Walmart, esta es la primera vez que Walmart comparte sus creaciones de otoño con los compradores meses antes de las vacaciones, así que elija su favorito y prepárese para un delicioso otoño. Mientras tanto, si desea mejorar sus habilidades para hornear, pruebe estos postres infantiles que olvidó que existían.


Las verdades detrás de algunas leyendas urbanas espeluznantes para Halloween

Las historias de miedo y los cuentos terroríficos de Halloween no se limitan al campo oscuro y los campos abandonados. Hay algunas historias espeluznantes y aterradoras detrás de estas fantásticas leyendas urbanas.

El horror de la casa de la risa

Leyenda urbana: El cuerpo de un hombre colgaba en la casa de la risa en un carnaval.

La verdadera historia:

En diciembre de 1976, un equipo de cámara de Universal Studios llegó al parque de atracciones Nu-Pike en Long Beach, CA para filmar un episodio del programa de acción de televisión "The Six Million Dollar Man". Al preparar el decorado en una esquina de la casa de la diversión, un trabajador movió al "hombre colgado", haciendo que uno de los brazos del utilería se saliera. Dentro había hueso humano. ¡Esto no era un mero apoyo, era un hombre muerto genuino!

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!

El cuerpo era el de Elmer McCurdy, un joven que en Oklahoma en 1911 había robado un tren de $ 46 y dos jarras de whisky. Anunció a la pandilla que lo perseguía que no lo capturarían vivo y que la pandilla lo obligaría a matarlo en un tiroteo.

El cuerpo de McCurdy se convirtió en una atracción secundaria justo después de su embalsamamiento. Se afirma que el empresario de pompas fúnebres local pensó que había hecho un trabajo tan maravilloso en la restauración de McCurdy que dejó que la gente del pueblo lo viera por cinco centavos la pieza. Las monedas de cinco centavos se dejaron caer en la boca abierta del cadáver, y luego las recogió el empresario de pompas fúnebres.

Nadie se presentó nunca para reclamar el cuerpo de McCurdy, así que, según la leyenda, el enterrador lo mantuvo para recolectar monedas de cinco centavos durante algunos años después del embalsamamiento. Los promotores del carnaval querían comprar los rígidos, pero el empresario de pompas fúnebres los rechazó. No quería perder su fuente de ingresos más estable.

En 1915, dos hombres aparecieron alegando que McCurdy era su hermano perdido hace mucho tiempo. Se llevaron a McCurdy, supuestamente para darle un entierro decente en la parcela familiar. En realidad, los "hermanos" McCurdy, perdidos hace mucho tiempo, eran promotores del carnaval. Fue una estafa para conseguir el cuerpo que habían querido durante años. Exhibieron a McCurdy por todo Texas bajo el mismo título que le había dado el empresario de pompas fúnebres: "El bandido que no se rendiría".

Parece que el cuerpo de McCurdy apareció en todas partes después de eso, en lugares como un parque de diversiones cerca del Monte Rushmore, un ataúd abierto en un museo de cera de Los Ángeles y en algunas películas de bajo presupuesto. Antes de que el equipo de "Six Million Dollar Man" descubriera que este accesorio era un cadáver, McCurdy había estado colgado en una casa de diversión de Long Beach durante cuatro años.

En abril de 1977, el muy viajado Elmer McCurdy finalmente descansó en el cementerio Summit View en Guthrie, OK. Para asegurarse de que el cadáver no regresara al mundo del entretenimiento, el médico forense estatal ordenó que se vieran dos yardas cúbicas de cemento sobre el ataúd antes de que se cerrara la tumba. Desde entonces, no se ha visto a McCurdy merodeando por los parques de atracciones.

Olores extraños y espeluznantes en una habitación de hotel

Leyenda urbana: Una pareja se registra en un hotel remoto y huele un olor extraño y podrido que proviene de la cama. Después de quejarse con el recepcionista, descubren que se ha escondido un cadáver en los somieres. Desafortunadamente, esta historia tiene verdaderas raíces.

La verdadera historia:

La mayoría de estas historias tienen lugar en un hotel de Las Vegas, ya sea en la ciudad o en el desierto en un lugar remoto. Han existido desde principios de la década de 1990. Ha habido casos reales de situaciones similares a la leyenda. Debajo de la cama hay un gran y rápido escondite para un cadáver que debe guardarse fuera del camino.

En cada caso, fue el olor lo que llamó la atención sobre el cuerpo y condujo a su descubrimiento.

Algunos ejemplos:

El 10 de junio de 1999, el cuerpo en rápida descomposición de un hombre de 64 años fue descubierto dentro de la cama en la habitación 112 del Burgundy Motor Inn en Atlantic City, Nueva Jersey. Una pareja alemana de vacaciones había pasado la noche durmiendo sobre los restos del hombre y había soportado un olor fétido toda la noche. Fue su queja al gerente sobre el olor lo que llevó al descubrimiento del cadáver.

En julio de 1996 se encontró el cuerpo de una mujer debajo de un colchón en el Colorado Boulevard Travelodge en Pasadena, CA. El personal del motel la descubrió diez días después de su muerte, aunque un huésped se había estado quejando de un mal olor proveniente de la habitación durante varios días.

En Virginia, en 1989, un hombre se deshizo de los restos de sus dos víctimas de asesinato de esta manera. La primera era una mujer de 27 años, que fue descubierta en mayo de ese año bajo el piso de una habitación de motel en la Ruta 1. La segunda era una mujer de 29 años, que apareció en junio debajo de una cama en el Econo Lodge en Alejandría.

En el primer caso, el asesino primero mantuvo su cuerpo parcialmente escondido debajo de su cama durante dos días, luego lo colocó en el espacio debajo del piso alfombrado. Su presencia aparentemente no le molestó, porque no se mudó de esa habitación hasta tres o cuatro semanas después. Los cuerpos de las niñas fueron finalmente encontrados después de que otros invitados se quejaron del olor.

En 1988, en un motel de Minneola, Nueva York, apareció un cuerpo en un somier. Los restos de una mujer de 29 años fueron encontrados en el Oceanside Motel. Una vez más, el cuerpo fue descubierto días después y solo después de que otros clientes se quejaron del olor. Al menos otros dos invitados cohabitaron sin saberlo con el cuerpo antes de que fuera encontrado, y al menos uno de los invitados se negó a quedarse en esa habitación debido al olor.

Esta leyenda se utilizó en la película de 1995 de Quentin Tarantino "Four Rooms".

Lee mas

* Publicado originalmente en octubre de 2010.

¿Conoces algunas leyendas urbanas espeluznantes? ¡Compártelos en los comentarios!


Las verdades detrás de algunas leyendas urbanas espeluznantes para Halloween

Las historias de miedo y los cuentos terroríficos de Halloween no se limitan al campo oscuro y los campos abandonados. Hay algunas historias espeluznantes y aterradoras detrás de estas fantásticas leyendas urbanas.

El horror de la casa de la risa

Leyenda urbana: El cuerpo de un hombre colgaba en la casa de la risa en un carnaval.

La verdadera historia:

En diciembre de 1976, un equipo de cámara de Universal Studios llegó al parque de atracciones Nu-Pike en Long Beach, CA para filmar un episodio del programa de acción de televisión "The Six Million Dollar Man". Al preparar el decorado en una esquina de la casa de la diversión, un trabajador movió al "hombre colgado", haciendo que uno de los brazos del utilería se saliera. Dentro había hueso humano. ¡Esto no era un mero apoyo, era un hombre muerto genuino!

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!

El cuerpo era el de Elmer McCurdy, un joven que en Oklahoma en 1911 había robado un tren de $ 46 y dos jarras de whisky. Anunció a la pandilla que lo perseguía que no lo capturarían vivo y que la pandilla lo obligaría a matarlo en un tiroteo.

El cuerpo de McCurdy se convirtió en una atracción secundaria justo después de su embalsamamiento. Se afirma que el empresario de pompas fúnebres local pensó que había hecho un trabajo tan maravilloso en la restauración de McCurdy que dejó que la gente del pueblo lo viera por cinco centavos la pieza. Las monedas de cinco centavos se dejaron caer en la boca abierta del cadáver, y luego las recogió el empresario de pompas fúnebres.

Nadie se presentó nunca para reclamar el cuerpo de McCurdy, así que, según la leyenda, el enterrador lo mantuvo para recolectar monedas de cinco centavos durante algunos años después del embalsamamiento. Los promotores del carnaval querían comprar los rígidos, pero el empresario de pompas fúnebres los rechazó. No quería perder su fuente de ingresos más estable.

En 1915, dos hombres aparecieron afirmando que McCurdy era su hermano perdido hace mucho tiempo. Se llevaron a McCurdy, supuestamente para darle un entierro decente en la parcela familiar. En realidad, los "hermanos" McCurdy, perdidos hace mucho tiempo, eran promotores del carnaval. Fue una estafa para conseguir el cuerpo que habían querido durante años. Exhibieron a McCurdy por todo Texas bajo el mismo título que le había dado el empresario de pompas fúnebres: "El bandido que no se rendiría".

Parece que el cuerpo de McCurdy apareció en todas partes después de eso, en lugares como un parque de diversiones cerca del Monte Rushmore, un ataúd abierto en un museo de cera de Los Ángeles y en algunas películas de bajo presupuesto. Antes de que el equipo de "Six Million Dollar Man" descubriera que este accesorio era un cadáver, McCurdy había estado colgado en una casa de diversión de Long Beach durante cuatro años.

En abril de 1977, el muy viajado Elmer McCurdy finalmente descansó en el cementerio Summit View en Guthrie, OK. Para asegurarse de que el cadáver no regresara al mundo del entretenimiento, el médico forense estatal ordenó que se vieran dos yardas cúbicas de cemento sobre el ataúd antes de que se cerrara la tumba. Desde entonces, no se ha visto a McCurdy merodeando por los parques de atracciones.

Olores extraños y espeluznantes en una habitación de hotel

Leyenda urbana: Una pareja se registra en un hotel remoto y huele un olor extraño y podrido que proviene de la cama. Después de quejarse con el recepcionista, descubren que se ha escondido un cadáver en los somieres. Desafortunadamente, esta historia tiene verdaderas raíces.

La verdadera historia:

La mayoría de estas historias tienen lugar en un hotel de Las Vegas, ya sea en la ciudad o en el desierto en un lugar remoto. Han existido desde principios de la década de 1990. Ha habido casos reales de situaciones similares a la leyenda. Debajo de la cama hay un gran y rápido escondite para un cadáver que debe guardarse fuera del camino.

En cada caso, fue el olor lo que llamó la atención sobre el cuerpo y condujo a su descubrimiento.

Algunos ejemplos:

El 10 de junio de 1999, el cuerpo en rápida descomposición de un hombre de 64 años fue descubierto dentro de la cama en la habitación 112 del Burgundy Motor Inn en Atlantic City, Nueva Jersey. Una pareja alemana de vacaciones había pasado la noche durmiendo sobre los restos del hombre y había soportado un olor fétido toda la noche. Fue su queja al gerente sobre el olor lo que llevó al descubrimiento del cadáver.

En julio de 1996 se encontró el cuerpo de una mujer debajo de un colchón en el Colorado Boulevard Travelodge en Pasadena, CA. El personal del motel la descubrió diez días después de su muerte, aunque un huésped se había estado quejando de un mal olor proveniente de la habitación durante varios días.

En Virginia, en 1989, un hombre se deshizo de los restos de sus dos víctimas de asesinato de esta manera. La primera era una mujer de 27 años, que fue descubierta en mayo de ese año bajo el piso de una habitación de motel en la Ruta 1. La segunda era una mujer de 29 años, que apareció en junio debajo de una cama en el Econo Lodge en Alejandría.

En el primer caso, el asesino primero mantuvo su cuerpo parcialmente escondido debajo de su cama durante dos días, luego lo colocó en el espacio debajo del piso alfombrado. Su presencia aparentemente no le molestó, porque no se mudó de esa habitación hasta tres o cuatro semanas después. Los cuerpos de las niñas fueron finalmente encontrados después de que otros invitados se quejaron del olor.

En 1988, en un motel de Minneola, Nueva York, apareció un cuerpo en un somier. Los restos de una mujer de 29 años fueron encontrados en el Oceanside Motel. Una vez más, el cuerpo fue descubierto días después y solo después de que otros clientes se quejaron del olor. Al menos otros dos invitados convivieron sin saberlo con el cuerpo antes de que fuera encontrado, y al menos uno de los invitados se negó a permanecer en esa habitación debido al olor.

Esta leyenda se utilizó en la película de 1995 de Quentin Tarantino "Four Rooms".

Lee mas

* Publicado originalmente en octubre de 2010.

¿Conoces algunas leyendas urbanas espeluznantes? ¡Compártelos en los comentarios!


Las verdades detrás de algunas leyendas urbanas espeluznantes para Halloween

Las historias de miedo y los cuentos terroríficos de Halloween no se limitan al campo oscuro y los campos abandonados. Hay algunas historias espeluznantes y aterradoras detrás de estas fantásticas leyendas urbanas.

El horror de la casa de la risa

Leyenda urbana: El cuerpo de un hombre estaba colgado en la casa de la risa en un carnaval.

La verdadera historia:

En diciembre de 1976, un equipo de cámara de Universal Studios llegó al parque de atracciones Nu-Pike en Long Beach, CA para filmar un episodio del programa de acción de televisión "The Six Million Dollar Man". Al preparar el decorado en una esquina de la casa de la diversión, un trabajador movió al "hombre colgado", haciendo que uno de los brazos del utilería se saliera. Dentro había hueso humano. ¡Esto no era un mero apoyo, era un hombre muerto genuino!

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!

El cuerpo era el de Elmer McCurdy, un joven que en Oklahoma en 1911 había robado un tren de $ 46 y dos jarras de whisky. Anunció a la pandilla que lo perseguía que no lo capturarían vivo y que la pandilla lo obligaría a matarlo en un tiroteo.

El cuerpo de McCurdy se convirtió en una atracción secundaria justo después de su embalsamamiento. Se afirma que el empresario de pompas fúnebres local pensó que había hecho un trabajo tan maravilloso en la restauración de McCurdy que dejó que la gente del pueblo lo viera por cinco centavos la pieza. Las monedas de cinco centavos se dejaron caer en la boca abierta del cadáver, y luego las recogió el empresario de pompas fúnebres.

Nadie se presentó nunca para reclamar el cuerpo de McCurdy, así que, según la leyenda, el enterrador lo mantuvo para recolectar monedas de cinco centavos durante algunos años después del embalsamamiento. Los promotores del carnaval querían comprar los rígidos, pero el empresario de pompas fúnebres los rechazó. No quería perder su fuente de ingresos más estable.

En 1915, dos hombres aparecieron alegando que McCurdy era su hermano perdido hace mucho tiempo. Se llevaron a McCurdy, supuestamente para darle un entierro decente en la parcela familiar. En realidad, los "hermanos" McCurdy, perdidos hace mucho tiempo, eran promotores del carnaval. Fue una estafa para conseguir el cuerpo que habían querido durante años. Exhibieron a McCurdy por todo Texas bajo el mismo título que le había dado el empresario de pompas fúnebres: "El bandido que no se rendiría".

Parece que el cuerpo de McCurdy apareció en todas partes después de eso, en lugares como un parque de diversiones cerca del Monte Rushmore, un ataúd abierto en un museo de cera de Los Ángeles y en algunas películas de bajo presupuesto. Antes de que el equipo de "Six Million Dollar Man" descubriera que este accesorio era un cadáver, McCurdy había estado colgado en una casa de diversión de Long Beach durante cuatro años.

En abril de 1977, el muy viajado Elmer McCurdy finalmente descansó en el cementerio Summit View en Guthrie, OK. Para asegurarse de que el cadáver no regresara al mundo del entretenimiento, el médico forense estatal ordenó que se vieran dos yardas cúbicas de cemento sobre el ataúd antes de que se cerrara la tumba. Desde entonces, no se ha visto a McCurdy merodeando por los parques de atracciones.

Olores extraños y espeluznantes en una habitación de hotel

Leyenda urbana: Una pareja se registra en un hotel remoto y huele un olor extraño y podrido que proviene de la cama. Después de quejarse con el recepcionista, descubren que se ha escondido un cadáver en los somieres. Desafortunadamente, esta historia tiene verdaderas raíces.

La verdadera historia:

La mayoría de estas historias tienen lugar en un hotel de Las Vegas, ya sea en la ciudad o en el desierto en un lugar remoto. Han existido desde principios de la década de 1990. Ha habido casos reales de situaciones similares a la leyenda. Debajo de la cama hay un gran y rápido escondite para un cadáver que debe guardarse fuera del camino.

En cada caso, fue el olor lo que llamó la atención sobre el cuerpo y condujo a su descubrimiento.

Algunos ejemplos:

El 10 de junio de 1999, el cuerpo en rápida descomposición de un hombre de 64 años fue descubierto dentro de la cama en la habitación 112 del Burgundy Motor Inn en Atlantic City, Nueva Jersey. Una pareja alemana de vacaciones había pasado la noche durmiendo sobre los restos del hombre y había soportado un olor fétido toda la noche. Fue su queja al gerente sobre el olor lo que llevó al descubrimiento del cadáver.

En julio de 1996 se encontró el cuerpo de una mujer debajo de un colchón en el Colorado Boulevard Travelodge en Pasadena, CA. El personal del motel la descubrió diez días después de su muerte, aunque un huésped se había estado quejando de un mal olor proveniente de la habitación durante varios días.

En Virginia, en 1989, un hombre se deshizo de los restos de sus dos víctimas de asesinato de esta manera. La primera era una mujer de 27 años, que fue descubierta en mayo de ese año bajo el piso de una habitación de motel en la Ruta 1. La segunda era una mujer de 29 años, que apareció en junio debajo de una cama en el Econo Lodge en Alejandría.

En el primer caso, el asesino primero mantuvo su cuerpo parcialmente escondido debajo de su cama durante dos días, luego lo colocó en el espacio debajo del piso alfombrado. Su presencia aparentemente no le molestó, porque no se mudó de esa habitación hasta tres o cuatro semanas después. Los cuerpos de las niñas fueron finalmente encontrados después de que otros invitados se quejaron del olor.

En 1988, en un motel de Minneola, Nueva York, apareció un cuerpo en un somier. Los restos de una mujer de 29 años fueron encontrados en el Oceanside Motel. Una vez más, el cuerpo fue descubierto días después y solo después de que otros clientes se quejaron del olor. Al menos otros dos invitados convivieron sin saberlo con el cuerpo antes de que fuera encontrado, y al menos uno de los invitados se negó a permanecer en esa habitación debido al olor.

Esta leyenda se utilizó en la película de 1995 de Quentin Tarantino "Four Rooms".

Lee mas

* Publicado originalmente en octubre de 2010.

¿Conoces algunas leyendas urbanas espeluznantes? ¡Compártelos en los comentarios!


Las verdades detrás de algunas leyendas urbanas espeluznantes para Halloween

Las historias de miedo y los cuentos terroríficos de Halloween no se limitan al campo oscuro y los campos abandonados. Hay algunas historias espeluznantes y aterradoras detrás de estas fantásticas leyendas urbanas.

El horror de la casa de la risa

Leyenda urbana: El cuerpo de un hombre estaba colgado en la casa de la risa en un carnaval.

La verdadera historia:

En diciembre de 1976, un equipo de cámara de Universal Studios llegó al parque de atracciones Nu-Pike en Long Beach, CA para filmar un episodio del programa de acción de televisión "The Six Million Dollar Man". Al preparar el decorado en una esquina de la casa de la diversión, un trabajador movió al "hombre colgado", haciendo que uno de los brazos del utilería se saliera. Dentro había hueso humano. ¡Esto no era un mero apoyo, era un hombre muerto genuino!

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!

El cuerpo era el de Elmer McCurdy, un joven que en Oklahoma en 1911 había robado un tren de $ 46 y dos jarras de whisky. Anunció a la pandilla que lo perseguía que no lo capturarían vivo y que la pandilla lo obligaría a matarlo en un tiroteo.

El cuerpo de McCurdy se convirtió en una atracción secundaria justo después de su embalsamamiento. Se afirma que el empresario de pompas fúnebres local pensó que había hecho un trabajo tan maravilloso en la restauración de McCurdy que dejó que la gente del pueblo lo viera por cinco centavos la pieza. Las monedas de cinco centavos se dejaron caer en la boca abierta del cadáver, y luego las recogió el empresario de pompas fúnebres.

Nadie se presentó nunca para reclamar el cuerpo de McCurdy, así que, según la leyenda, el enterrador lo mantuvo para recolectar monedas de cinco centavos durante algunos años después del embalsamamiento. Los promotores del carnaval querían comprar los rígidos, pero el empresario de pompas fúnebres los rechazó. No quería perder su fuente de ingresos más estable.

En 1915, dos hombres aparecieron alegando que McCurdy era su hermano perdido hace mucho tiempo. Se llevaron a McCurdy, supuestamente para darle un entierro decente en la parcela familiar. En realidad, los "hermanos" McCurdy, perdidos hace mucho tiempo, eran promotores del carnaval. Fue una estafa para conseguir el cuerpo que habían querido durante años. Exhibieron a McCurdy por todo Texas bajo el mismo título que le había dado el empresario de pompas fúnebres: "El bandido que no se rendiría".

Parece que el cuerpo de McCurdy apareció en todas partes después de eso, en lugares como un parque de diversiones cerca del Monte Rushmore, un ataúd abierto en un museo de cera de Los Ángeles y en algunas películas de bajo presupuesto. Antes de que el equipo de "Six Million Dollar Man" descubriera que este accesorio era un cadáver, McCurdy había estado colgado en una casa de diversión de Long Beach durante cuatro años.

En abril de 1977, el muy viajado Elmer McCurdy finalmente descansó en el cementerio Summit View en Guthrie, OK. Para asegurarse de que el cadáver no regresara al mundo del entretenimiento, el médico forense estatal ordenó que se vieran dos yardas cúbicas de cemento sobre el ataúd antes de que se cerrara la tumba. Desde entonces, no se ha visto a McCurdy merodeando por los parques de atracciones.

Olores extraños y espeluznantes en una habitación de hotel

Leyenda urbana: Una pareja se registra en un hotel remoto y huele un olor extraño y podrido que proviene de la cama. Después de quejarse con el recepcionista, descubren que se ha escondido un cadáver en los somieres. Desafortunadamente, esta historia tiene verdaderas raíces.

La verdadera historia:

La mayoría de estas historias tienen lugar en un hotel de Las Vegas, ya sea en la ciudad o en el desierto en un lugar remoto. Han existido desde principios de la década de 1990. Ha habido casos reales de situaciones similares a la leyenda. Debajo de la cama hay un gran y rápido escondite para un cadáver que debe guardarse fuera del camino.

En cada caso, fue el olor lo que llamó la atención sobre el cuerpo y condujo a su descubrimiento.

Algunos ejemplos:

El 10 de junio de 1999, el cuerpo en rápida descomposición de un hombre de 64 años fue descubierto dentro de la cama en la habitación 112 del Burgundy Motor Inn en Atlantic City, Nueva Jersey. Una pareja alemana de vacaciones había pasado la noche durmiendo sobre los restos del hombre y había soportado un olor fétido toda la noche. Fue su queja al gerente sobre el olor lo que llevó al descubrimiento del cadáver.

En julio de 1996 se encontró el cuerpo de una mujer debajo de un colchón en el Colorado Boulevard Travelodge en Pasadena, CA. El personal del motel la descubrió diez días después de su muerte, aunque un huésped se había estado quejando de un mal olor proveniente de la habitación durante varios días.

En Virginia, en 1989, un hombre se deshizo de los restos de sus dos víctimas de asesinato de esta manera. La primera era una mujer de 27 años, que fue descubierta en mayo de ese año bajo el piso de una habitación de motel en la Ruta 1. La segunda era una mujer de 29 años, que apareció en junio debajo de una cama en el Econo Lodge en Alejandría.

En el primer caso, el asesino primero mantuvo su cuerpo parcialmente escondido debajo de su cama durante dos días, luego lo colocó en el espacio debajo del piso alfombrado. Su presencia aparentemente no le molestó, porque no se mudó de esa habitación hasta tres o cuatro semanas después. Los cuerpos de las niñas fueron finalmente encontrados después de que otros invitados se quejaron del olor.

En 1988, en un motel de Minneola, Nueva York, apareció un cuerpo en un somier. Los restos de una mujer de 29 años fueron encontrados en el Oceanside Motel. Nuevamente, el cuerpo fue descubierto días después y solo después de que otros clientes se quejaron del olor. Al menos otros dos invitados cohabitaron sin saberlo con el cuerpo antes de que fuera encontrado, y al menos uno de los invitados se negó a quedarse en esa habitación debido al olor.

Esta leyenda se utilizó en la película de 1995 de Quentin Tarantino "Four Rooms".

Lee mas

* Publicado originalmente en octubre de 2010.

¿Conoces algunas leyendas urbanas espeluznantes? ¡Compártelos en los comentarios!


Las verdades detrás de algunas leyendas urbanas espeluznantes para Halloween

Las historias de miedo y los cuentos terroríficos de Halloween no se limitan al campo oscuro y los campos abandonados. Hay algunas historias espeluznantes y aterradoras detrás de estas fantásticas leyendas urbanas.

El horror de la casa de la risa

Leyenda urbana: El cuerpo de un hombre estaba colgado en la casa de la risa en un carnaval.

La verdadera historia:

En diciembre de 1976, un equipo de cámara de Universal Studios llegó al parque de atracciones Nu-Pike en Long Beach, CA para filmar un episodio del programa de acción de televisión "The Six Million Dollar Man". Al preparar el decorado en una esquina de la casa de la diversión, un trabajador movió al "hombre colgado", haciendo que uno de los brazos del utilería se desprendiera. Dentro había hueso humano. ¡Esto no era un mero apoyo, era un hombre muerto genuino!

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!

El cuerpo era el de Elmer McCurdy, un joven que en Oklahoma en 1911 había robado un tren de $ 46 y dos jarras de whisky. Anunció a la pandilla que lo perseguía que no lo capturarían vivo y que la pandilla lo obligaría a matarlo en un tiroteo.

El cuerpo de McCurdy se convirtió en una atracción secundaria justo después de su embalsamamiento. Se afirma que el empresario de pompas fúnebres local pensó que había hecho un trabajo tan maravilloso en la restauración de McCurdy que dejó que la gente del pueblo lo viera por cinco centavos la pieza. Las monedas de cinco centavos se dejaron caer en la boca abierta del cadáver, y luego las recogió el empresario de pompas fúnebres.

Nadie se presentó nunca para reclamar el cuerpo de McCurdy, así que, según la leyenda, el enterrador lo mantuvo para recolectar monedas de cinco centavos durante algunos años después del embalsamamiento. Los promotores del carnaval querían comprar los rígidos, pero el empresario de pompas fúnebres los rechazó. No quería perder su fuente de ingresos más estable.

En 1915, dos hombres aparecieron alegando que McCurdy era su hermano perdido hace mucho tiempo. Se llevaron a McCurdy, supuestamente para darle un entierro decente en la parcela familiar. En realidad, los "hermanos" McCurdy, perdidos hace mucho tiempo, eran promotores del carnaval. Fue una estafa para conseguir el cuerpo que habían querido durante años. Exhibieron a McCurdy por todo Texas bajo el mismo título que le había dado el empresario de pompas fúnebres: "El bandido que no se rendiría".

Parece que el cuerpo de McCurdy apareció en todas partes después de eso, en lugares como un parque de diversiones cerca del Monte Rushmore, un ataúd abierto en un museo de cera de Los Ángeles y en algunas películas de bajo presupuesto. Antes de que el equipo de "Six Million Dollar Man" descubriera que este accesorio era un cadáver, McCurdy había estado colgado en una casa de diversión de Long Beach durante cuatro años.

En abril de 1977, el muy viajado Elmer McCurdy finalmente descansó en el cementerio Summit View en Guthrie, OK. Para asegurarse de que el cadáver no regresara al mundo del entretenimiento, el médico forense estatal ordenó que se vieran dos yardas cúbicas de cemento sobre el ataúd antes de que se cerrara la tumba. Desde entonces, no se ha visto a McCurdy merodeando por los parques de atracciones.

Olores extraños y espeluznantes en una habitación de hotel

Leyenda urbana: Una pareja se registra en un hotel remoto y huele un olor extraño y podrido que proviene de la cama. Después de quejarse con el recepcionista, descubren que se ha escondido un cadáver en los somieres. Desafortunadamente, esta historia tiene verdaderas raíces.

La verdadera historia:

La mayoría de estas historias tienen lugar en un hotel de Las Vegas, ya sea en la ciudad o en el desierto en un lugar remoto. Han existido desde principios de la década de 1990. Ha habido casos reales de situaciones similares a la leyenda. Debajo de la cama hay un gran y rápido escondite para un cadáver que debe guardarse fuera del camino.

En cada caso, fue el olor lo que llamó la atención sobre el cuerpo y condujo a su descubrimiento.

Algunos ejemplos:

El 10 de junio de 1999, el cuerpo en rápida descomposición de un hombre de 64 años fue descubierto dentro de la cama en la habitación 112 del Burgundy Motor Inn en Atlantic City, Nueva Jersey. Una pareja alemana de vacaciones había pasado la noche durmiendo sobre los restos del hombre y había soportado un olor fétido toda la noche. Fue su queja al gerente sobre el olor lo que llevó al descubrimiento del cadáver.

En julio de 1996 se encontró el cuerpo de una mujer debajo de un colchón en el Colorado Boulevard Travelodge en Pasadena, CA. El personal del motel la descubrió diez días después de su muerte, aunque un huésped se había estado quejando de un mal olor proveniente de la habitación durante varios días.

En Virginia, en 1989, un hombre se deshizo de los restos de sus dos víctimas de asesinato de esta manera. La primera era una mujer de 27 años, que fue descubierta en mayo de ese año bajo el piso de una habitación de motel en la Ruta 1. La segunda era una mujer de 29 años, que apareció en junio debajo de una cama en el Econo Lodge en Alejandría.

En el primer caso, el asesino primero mantuvo su cuerpo parcialmente escondido debajo de su cama durante dos días, luego lo colocó en el espacio debajo del piso alfombrado. Su presencia aparentemente no le molestó, porque no se mudó de esa habitación hasta tres o cuatro semanas después. Los cuerpos de las niñas fueron finalmente encontrados después de que otros invitados se quejaron del olor.

En 1988, en un motel de Minneola, Nueva York, apareció un cuerpo en un somier. Los restos de una mujer de 29 años fueron encontrados en el Oceanside Motel. Nuevamente, el cuerpo fue descubierto días después y solo después de que otros clientes se quejaron del olor. Al menos otros dos invitados convivieron sin saberlo con el cuerpo antes de que fuera encontrado, y al menos uno de los invitados se negó a permanecer en esa habitación debido al olor.

Esta leyenda se utilizó en la película de 1995 de Quentin Tarantino "Four Rooms".

Lee mas

* Publicado originalmente en octubre de 2010.

¿Conoces algunas leyendas urbanas espeluznantes? ¡Compártelos en los comentarios!


Las verdades detrás de algunas leyendas urbanas espeluznantes para Halloween

Las historias de miedo y los cuentos terroríficos de Halloween no se limitan al campo oscuro y los campos abandonados. Hay algunas historias espeluznantes y aterradoras detrás de estas fantásticas leyendas urbanas.

El horror de la casa de la risa

Leyenda urbana: El cuerpo de un hombre estaba colgado en la casa de la risa en un carnaval.

La verdadera historia:

En diciembre de 1976, un equipo de cámara de Universal Studios llegó al parque de atracciones Nu-Pike en Long Beach, CA para filmar un episodio del programa de acción de televisión "The Six Million Dollar Man". Al preparar el decorado en una esquina de la casa de la diversión, un trabajador movió al "hombre colgado", haciendo que uno de los brazos del utilería se saliera. Dentro había hueso humano. ¡Esto no era un mero apoyo, era un hombre muerto genuino!

¡Suscríbase al boletín de IrishCentral para mantenerse al día con todo lo irlandés!

El cuerpo era el de Elmer McCurdy, un joven que en Oklahoma en 1911 había robado un tren de $ 46 y dos jarras de whisky. Anunció a la pandilla que lo perseguía que no lo capturarían vivo y que la pandilla lo obligaría a matarlo en un tiroteo.

El cuerpo de McCurdy se convirtió en una atracción secundaria justo después de su embalsamamiento. Se afirma que el empresario de pompas fúnebres local pensó que había hecho un trabajo tan maravilloso en la restauración de McCurdy que dejó que la gente del pueblo lo viera por cinco centavos la pieza. Las monedas de cinco centavos se dejaron caer en la boca abierta del cadáver, y luego las recogió el empresario de pompas fúnebres.

Nadie se presentó nunca para reclamar el cuerpo de McCurdy, así que, según la leyenda, el enterrador lo mantuvo para recolectar monedas de cinco centavos durante algunos años después del embalsamamiento. Los promotores del carnaval querían comprar los rígidos, pero el empresario de pompas fúnebres los rechazó. He didn't want to lose his steadiest source of income.

In 1915 two men showed up claiming that McCurdy was their long-lost brother. They took McCurdy away, supposedly to give him a decent burial in the family plot. In actuality, the long-lost McCurdy "brothers" were carnival promoters. It was a scam to get the body they had wanted for years. They exhibited McCurdy throughout Texas under the same title that the undertaker had given him: "The Bandit Who Wouldn't Give Up."

It seems that McCurdy's body popped up everywhere after that, in places such as an amusement park near Mount Rushmore, an open casket in a Los Angeles wax museum, and in a few low-budget films. Before the "Six Million Dollar Man" crew discovered this prop to be a corpse, McCurdy had been hanging in a Long Beach funhouse for four years.

In April 1977, the much-traveled Elmer McCurdy was finally laid rest in Summit View Cemetery in Guthrie, OK. To make sure the corpse would not make its way back to the entertainment world, the state medical examiner ordered two cubic yards of cement poured over the coffin before the grave was closed. McCurdy hasn't been seen hanging around amusement parks since.

Strange and spooky smells in a hotel room

Urban legend: A couple checks into a remote hotel and smells a strange, rotting odor coming from the bed. After complaining to the desk clerk, they discover that a dead body has been stashed in the box springs. Unfortunately, this tale has true roots.

The real story:

Most of these stories take place at a Las Vegas hotel, either in the city or in the desert at a remote location. They have been around since the early 1990s. There have been actual instances of situations similar to the legend. Beneath the bed makes a great, quick hiding place for a dead body that needs to be stashed out of the way.

In each case, it was the smell that brought attention to the body, leading to its discovery.

Some examples:

On June 10, 1999, the rapidly decomposing body of a 64-year-old man was discovered inside the bed in Room 112 at the Burgundy Motor Inn in Atlantic City, NJ. A German couple on vacation had spent the night sleeping over the man's remains and had put up with a rank smell all night. It was their complaint to the manager about the smell which led to the discovery of the corpse.

In July 1996 a woman's body was found under a mattress in the Colorado Boulevard Travelodge in Pasadena, CA. The motel's staff discovered her ten days after her dea th , although a guest had been complaining of a foul odor coming from the room for several days .

In Virginia, in 1989 a man disposed of the remains of his two murder victims this way. The first was a 27-year-old woman, who was discovered in May of that year under the floor of a motel room on Route 1. The second was a 29-year-old woman, who turned up in June under a bed in the Econo Lodge in Alexandria.

In the first case, the killer first kept her body partially hidden under his bed for two days, then subsequently placed it in the crawl space under the carpeted floor. Her presence seemingly didn't bother him, because he didn't move out of that room until three or four weeks later. Bo th girls' bodies were eventually found after other guests complained about the smell.

In 1988 in a Minneola , NY motel, a body turned up in a box spring. The remains of a 29-year-old woman were found at the Oceanside Motel. Again, the body was discovered days later and only after other patrons complained about the smell. At least two other guests unknowingly cohabited wi th the body before it was found, and at least one guest refused to stay in that room because of the smell.

This legend was used in the 1995 Quentin Tarantino film "Four Rooms."

Lee mas

* Originally published in October 2010.

Do you know any spooky urban legends? Share them in the comments!


The truths behind some spooky urban legends for Halloween

The scary stories and terrifying tales of Halloween are not confined to the dark countryside and the abandoned fields. There are some spooky and frightening stories behind these fantastic urban legends.

The funhouse horror

Urban legend: A man's body was hanging in the funhouse at a carnival

The real story:

In December of 1976, a Universal Studios camera crew arrived at the Nu-Pike Amusement Park in Long Beach, CA to film an episode of the television action show "The Six Million Dollar Man." When preparing the set in a corner of the funhouse , a worker moved the " hanging man," causing one of the prop's arms to come off. Inside it was human bone. This was no mere prop this was a genuine dead man!

Sign up to IrishCentral's newsletter to stay up-to-date with everything Irish!

The body was that of Elmer McCurdy , a young man who in Oklahoma in 1911 had robbed a train of $46 and two jugs of whiskey. He announced to the posse in pursuit of him that he would not be taken alive and the posse obliged by killing him in a shoot-out.

McCurdy's body became a sideshow attraction right after his embalming. It is claimed that the local undertaker thought he had done such a wonderful job at restoring McCurdy , he let the townsfolk see him for a nickel a piece. The nickels were dropped into the corpse's open mou th , later collected by the undertaker.

No one ever showed up to claim McCurdy's body so, legend has it that undertaker kept him around to collect nickels for a few years after the embalming. Carnival promoters wanted to buy the stiff, but the undertaker turned them down. He didn't want to lose his steadiest source of income.

In 1915 two men showed up claiming that McCurdy was their long-lost brother. They took McCurdy away, supposedly to give him a decent burial in the family plot. In actuality, the long-lost McCurdy "brothers" were carnival promoters. It was a scam to get the body they had wanted for years. They exhibited McCurdy throughout Texas under the same title that the undertaker had given him: "The Bandit Who Wouldn't Give Up."

It seems that McCurdy's body popped up everywhere after that, in places such as an amusement park near Mount Rushmore, an open casket in a Los Angeles wax museum, and in a few low-budget films. Before the "Six Million Dollar Man" crew discovered this prop to be a corpse, McCurdy had been hanging in a Long Beach funhouse for four years.

In April 1977, the much-traveled Elmer McCurdy was finally laid rest in Summit View Cemetery in Guthrie, OK. To make sure the corpse would not make its way back to the entertainment world, the state medical examiner ordered two cubic yards of cement poured over the coffin before the grave was closed. McCurdy hasn't been seen hanging around amusement parks since.

Strange and spooky smells in a hotel room

Urban legend: A couple checks into a remote hotel and smells a strange, rotting odor coming from the bed. After complaining to the desk clerk, they discover that a dead body has been stashed in the box springs. Unfortunately, this tale has true roots.

The real story:

Most of these stories take place at a Las Vegas hotel, either in the city or in the desert at a remote location. They have been around since the early 1990s. There have been actual instances of situations similar to the legend. Beneath the bed makes a great, quick hiding place for a dead body that needs to be stashed out of the way.

In each case, it was the smell that brought attention to the body, leading to its discovery.

Some examples:

On June 10, 1999, the rapidly decomposing body of a 64-year-old man was discovered inside the bed in Room 112 at the Burgundy Motor Inn in Atlantic City, NJ. A German couple on vacation had spent the night sleeping over the man's remains and had put up with a rank smell all night. It was their complaint to the manager about the smell which led to the discovery of the corpse.

In July 1996 a woman's body was found under a mattress in the Colorado Boulevard Travelodge in Pasadena, CA. The motel's staff discovered her ten days after her dea th , although a guest had been complaining of a foul odor coming from the room for several days .

In Virginia, in 1989 a man disposed of the remains of his two murder victims this way. The first was a 27-year-old woman, who was discovered in May of that year under the floor of a motel room on Route 1. The second was a 29-year-old woman, who turned up in June under a bed in the Econo Lodge in Alexandria.

In the first case, the killer first kept her body partially hidden under his bed for two days, then subsequently placed it in the crawl space under the carpeted floor. Her presence seemingly didn't bother him, because he didn't move out of that room until three or four weeks later. Bo th girls' bodies were eventually found after other guests complained about the smell.

In 1988 in a Minneola , NY motel, a body turned up in a box spring. The remains of a 29-year-old woman were found at the Oceanside Motel. Again, the body was discovered days later and only after other patrons complained about the smell. At least two other guests unknowingly cohabited wi th the body before it was found, and at least one guest refused to stay in that room because of the smell.

This legend was used in the 1995 Quentin Tarantino film "Four Rooms."

Lee mas

* Originally published in October 2010.

Do you know any spooky urban legends? Share them in the comments!


The truths behind some spooky urban legends for Halloween

The scary stories and terrifying tales of Halloween are not confined to the dark countryside and the abandoned fields. There are some spooky and frightening stories behind these fantastic urban legends.

The funhouse horror

Urban legend: A man's body was hanging in the funhouse at a carnival

The real story:

In December of 1976, a Universal Studios camera crew arrived at the Nu-Pike Amusement Park in Long Beach, CA to film an episode of the television action show "The Six Million Dollar Man." When preparing the set in a corner of the funhouse , a worker moved the " hanging man," causing one of the prop's arms to come off. Inside it was human bone. This was no mere prop this was a genuine dead man!

Sign up to IrishCentral's newsletter to stay up-to-date with everything Irish!

The body was that of Elmer McCurdy , a young man who in Oklahoma in 1911 had robbed a train of $46 and two jugs of whiskey. He announced to the posse in pursuit of him that he would not be taken alive and the posse obliged by killing him in a shoot-out.

McCurdy's body became a sideshow attraction right after his embalming. It is claimed that the local undertaker thought he had done such a wonderful job at restoring McCurdy , he let the townsfolk see him for a nickel a piece. The nickels were dropped into the corpse's open mou th , later collected by the undertaker.

No one ever showed up to claim McCurdy's body so, legend has it that undertaker kept him around to collect nickels for a few years after the embalming. Carnival promoters wanted to buy the stiff, but the undertaker turned them down. He didn't want to lose his steadiest source of income.

In 1915 two men showed up claiming that McCurdy was their long-lost brother. They took McCurdy away, supposedly to give him a decent burial in the family plot. In actuality, the long-lost McCurdy "brothers" were carnival promoters. It was a scam to get the body they had wanted for years. They exhibited McCurdy throughout Texas under the same title that the undertaker had given him: "The Bandit Who Wouldn't Give Up."

It seems that McCurdy's body popped up everywhere after that, in places such as an amusement park near Mount Rushmore, an open casket in a Los Angeles wax museum, and in a few low-budget films. Before the "Six Million Dollar Man" crew discovered this prop to be a corpse, McCurdy had been hanging in a Long Beach funhouse for four years.

In April 1977, the much-traveled Elmer McCurdy was finally laid rest in Summit View Cemetery in Guthrie, OK. To make sure the corpse would not make its way back to the entertainment world, the state medical examiner ordered two cubic yards of cement poured over the coffin before the grave was closed. McCurdy hasn't been seen hanging around amusement parks since.

Strange and spooky smells in a hotel room

Urban legend: A couple checks into a remote hotel and smells a strange, rotting odor coming from the bed. After complaining to the desk clerk, they discover that a dead body has been stashed in the box springs. Unfortunately, this tale has true roots.

The real story:

Most of these stories take place at a Las Vegas hotel, either in the city or in the desert at a remote location. They have been around since the early 1990s. There have been actual instances of situations similar to the legend. Beneath the bed makes a great, quick hiding place for a dead body that needs to be stashed out of the way.

In each case, it was the smell that brought attention to the body, leading to its discovery.

Some examples:

On June 10, 1999, the rapidly decomposing body of a 64-year-old man was discovered inside the bed in Room 112 at the Burgundy Motor Inn in Atlantic City, NJ. A German couple on vacation had spent the night sleeping over the man's remains and had put up with a rank smell all night. It was their complaint to the manager about the smell which led to the discovery of the corpse.

In July 1996 a woman's body was found under a mattress in the Colorado Boulevard Travelodge in Pasadena, CA. The motel's staff discovered her ten days after her dea th , although a guest had been complaining of a foul odor coming from the room for several days .

In Virginia, in 1989 a man disposed of the remains of his two murder victims this way. The first was a 27-year-old woman, who was discovered in May of that year under the floor of a motel room on Route 1. The second was a 29-year-old woman, who turned up in June under a bed in the Econo Lodge in Alexandria.

In the first case, the killer first kept her body partially hidden under his bed for two days, then subsequently placed it in the crawl space under the carpeted floor. Her presence seemingly didn't bother him, because he didn't move out of that room until three or four weeks later. Bo th girls' bodies were eventually found after other guests complained about the smell.

In 1988 in a Minneola , NY motel, a body turned up in a box spring. The remains of a 29-year-old woman were found at the Oceanside Motel. Again, the body was discovered days later and only after other patrons complained about the smell. At least two other guests unknowingly cohabited wi th the body before it was found, and at least one guest refused to stay in that room because of the smell.

This legend was used in the 1995 Quentin Tarantino film "Four Rooms."

Lee mas

* Originally published in October 2010.

Do you know any spooky urban legends? Share them in the comments!


The truths behind some spooky urban legends for Halloween

The scary stories and terrifying tales of Halloween are not confined to the dark countryside and the abandoned fields. There are some spooky and frightening stories behind these fantastic urban legends.

The funhouse horror

Urban legend: A man's body was hanging in the funhouse at a carnival

The real story:

In December of 1976, a Universal Studios camera crew arrived at the Nu-Pike Amusement Park in Long Beach, CA to film an episode of the television action show "The Six Million Dollar Man." When preparing the set in a corner of the funhouse , a worker moved the " hanging man," causing one of the prop's arms to come off. Inside it was human bone. This was no mere prop this was a genuine dead man!

Sign up to IrishCentral's newsletter to stay up-to-date with everything Irish!

The body was that of Elmer McCurdy , a young man who in Oklahoma in 1911 had robbed a train of $46 and two jugs of whiskey. He announced to the posse in pursuit of him that he would not be taken alive and the posse obliged by killing him in a shoot-out.

McCurdy's body became a sideshow attraction right after his embalming. It is claimed that the local undertaker thought he had done such a wonderful job at restoring McCurdy , he let the townsfolk see him for a nickel a piece. The nickels were dropped into the corpse's open mou th , later collected by the undertaker.

No one ever showed up to claim McCurdy's body so, legend has it that undertaker kept him around to collect nickels for a few years after the embalming. Carnival promoters wanted to buy the stiff, but the undertaker turned them down. He didn't want to lose his steadiest source of income.

In 1915 two men showed up claiming that McCurdy was their long-lost brother. They took McCurdy away, supposedly to give him a decent burial in the family plot. In actuality, the long-lost McCurdy "brothers" were carnival promoters. It was a scam to get the body they had wanted for years. They exhibited McCurdy throughout Texas under the same title that the undertaker had given him: "The Bandit Who Wouldn't Give Up."

It seems that McCurdy's body popped up everywhere after that, in places such as an amusement park near Mount Rushmore, an open casket in a Los Angeles wax museum, and in a few low-budget films. Before the "Six Million Dollar Man" crew discovered this prop to be a corpse, McCurdy had been hanging in a Long Beach funhouse for four years.

In April 1977, the much-traveled Elmer McCurdy was finally laid rest in Summit View Cemetery in Guthrie, OK. To make sure the corpse would not make its way back to the entertainment world, the state medical examiner ordered two cubic yards of cement poured over the coffin before the grave was closed. McCurdy hasn't been seen hanging around amusement parks since.

Strange and spooky smells in a hotel room

Urban legend: A couple checks into a remote hotel and smells a strange, rotting odor coming from the bed. After complaining to the desk clerk, they discover that a dead body has been stashed in the box springs. Unfortunately, this tale has true roots.

The real story:

Most of these stories take place at a Las Vegas hotel, either in the city or in the desert at a remote location. They have been around since the early 1990s. There have been actual instances of situations similar to the legend. Beneath the bed makes a great, quick hiding place for a dead body that needs to be stashed out of the way.

In each case, it was the smell that brought attention to the body, leading to its discovery.

Some examples:

On June 10, 1999, the rapidly decomposing body of a 64-year-old man was discovered inside the bed in Room 112 at the Burgundy Motor Inn in Atlantic City, NJ. A German couple on vacation had spent the night sleeping over the man's remains and had put up with a rank smell all night. It was their complaint to the manager about the smell which led to the discovery of the corpse.

In July 1996 a woman's body was found under a mattress in the Colorado Boulevard Travelodge in Pasadena, CA. The motel's staff discovered her ten days after her dea th , although a guest had been complaining of a foul odor coming from the room for several days .

In Virginia, in 1989 a man disposed of the remains of his two murder victims this way. The first was a 27-year-old woman, who was discovered in May of that year under the floor of a motel room on Route 1. The second was a 29-year-old woman, who turned up in June under a bed in the Econo Lodge in Alexandria.

In the first case, the killer first kept her body partially hidden under his bed for two days, then subsequently placed it in the crawl space under the carpeted floor. Her presence seemingly didn't bother him, because he didn't move out of that room until three or four weeks later. Bo th girls' bodies were eventually found after other guests complained about the smell.

In 1988 in a Minneola , NY motel, a body turned up in a box spring. The remains of a 29-year-old woman were found at the Oceanside Motel. Again, the body was discovered days later and only after other patrons complained about the smell. At least two other guests unknowingly cohabited wi th the body before it was found, and at least one guest refused to stay in that room because of the smell.

This legend was used in the 1995 Quentin Tarantino film "Four Rooms."

Lee mas

* Originally published in October 2010.

Do you know any spooky urban legends? Share them in the comments!


The truths behind some spooky urban legends for Halloween

The scary stories and terrifying tales of Halloween are not confined to the dark countryside and the abandoned fields. There are some spooky and frightening stories behind these fantastic urban legends.

The funhouse horror

Urban legend: A man's body was hanging in the funhouse at a carnival

The real story:

In December of 1976, a Universal Studios camera crew arrived at the Nu-Pike Amusement Park in Long Beach, CA to film an episode of the television action show "The Six Million Dollar Man." When preparing the set in a corner of the funhouse , a worker moved the " hanging man," causing one of the prop's arms to come off. Inside it was human bone. This was no mere prop this was a genuine dead man!

Sign up to IrishCentral's newsletter to stay up-to-date with everything Irish!

The body was that of Elmer McCurdy , a young man who in Oklahoma in 1911 had robbed a train of $46 and two jugs of whiskey. He announced to the posse in pursuit of him that he would not be taken alive and the posse obliged by killing him in a shoot-out.

McCurdy's body became a sideshow attraction right after his embalming. It is claimed that the local undertaker thought he had done such a wonderful job at restoring McCurdy , he let the townsfolk see him for a nickel a piece. The nickels were dropped into the corpse's open mou th , later collected by the undertaker.

No one ever showed up to claim McCurdy's body so, legend has it that undertaker kept him around to collect nickels for a few years after the embalming. Carnival promoters wanted to buy the stiff, but the undertaker turned them down. He didn't want to lose his steadiest source of income.

In 1915 two men showed up claiming that McCurdy was their long-lost brother. They took McCurdy away, supposedly to give him a decent burial in the family plot. In actuality, the long-lost McCurdy "brothers" were carnival promoters. It was a scam to get the body they had wanted for years. They exhibited McCurdy throughout Texas under the same title that the undertaker had given him: "The Bandit Who Wouldn't Give Up."

It seems that McCurdy's body popped up everywhere after that, in places such as an amusement park near Mount Rushmore, an open casket in a Los Angeles wax museum, and in a few low-budget films. Before the "Six Million Dollar Man" crew discovered this prop to be a corpse, McCurdy had been hanging in a Long Beach funhouse for four years.

In April 1977, the much-traveled Elmer McCurdy was finally laid rest in Summit View Cemetery in Guthrie, OK. To make sure the corpse would not make its way back to the entertainment world, the state medical examiner ordered two cubic yards of cement poured over the coffin before the grave was closed. McCurdy hasn't been seen hanging around amusement parks since.

Strange and spooky smells in a hotel room

Urban legend: A couple checks into a remote hotel and smells a strange, rotting odor coming from the bed. After complaining to the desk clerk, they discover that a dead body has been stashed in the box springs. Unfortunately, this tale has true roots.

The real story:

Most of these stories take place at a Las Vegas hotel, either in the city or in the desert at a remote location. They have been around since the early 1990s. There have been actual instances of situations similar to the legend. Beneath the bed makes a great, quick hiding place for a dead body that needs to be stashed out of the way.

In each case, it was the smell that brought attention to the body, leading to its discovery.

Some examples:

On June 10, 1999, the rapidly decomposing body of a 64-year-old man was discovered inside the bed in Room 112 at the Burgundy Motor Inn in Atlantic City, NJ. A German couple on vacation had spent the night sleeping over the man's remains and had put up with a rank smell all night. It was their complaint to the manager about the smell which led to the discovery of the corpse.

In July 1996 a woman's body was found under a mattress in the Colorado Boulevard Travelodge in Pasadena, CA. The motel's staff discovered her ten days after her dea th , although a guest had been complaining of a foul odor coming from the room for several days .

In Virginia, in 1989 a man disposed of the remains of his two murder victims this way. The first was a 27-year-old woman, who was discovered in May of that year under the floor of a motel room on Route 1. The second was a 29-year-old woman, who turned up in June under a bed in the Econo Lodge in Alexandria.

In the first case, the killer first kept her body partially hidden under his bed for two days, then subsequently placed it in the crawl space under the carpeted floor. Her presence seemingly didn't bother him, because he didn't move out of that room until three or four weeks later. Bo th girls' bodies were eventually found after other guests complained about the smell.

In 1988 in a Minneola , NY motel, a body turned up in a box spring. The remains of a 29-year-old woman were found at the Oceanside Motel. Again, the body was discovered days later and only after other patrons complained about the smell. At least two other guests unknowingly cohabited wi th the body before it was found, and at least one guest refused to stay in that room because of the smell.

This legend was used in the 1995 Quentin Tarantino film "Four Rooms."

Lee mas

* Originally published in October 2010.

Do you know any spooky urban legends? Share them in the comments!


Ver el vídeo: COMPRANDO DULCES PARA HALLOWEEN! (Agosto 2022).